SALUDO DEL OBISPO A LOS SACERDOTES DE LA DIOCESIS

SALUDO DEL OBISPO A LOS SACERDOTES DE LA DIOCESIS

En el día del párroco Mestre agradece a los curas la disposición del corazón para llevar en medio de tantas privaciones y límites la vida de la Iglesia en cada comunidad a pesar del aislamiento. Mensaje completo.

En este día el padre obispo Gabriel expresa a los sacerdotes que “además del testimonio de unidad en la diversidad, porque realmente somos distintos, el contenido de la letra de Un nuevo sol nos compromete más que nunca en la etapa que viene. Unas semanas atrás el Papa Francisco decía que de la pandemia salimos mejores o peores, no hay camino intermedio. ¡Que anunciando a Cristo, el sol que nace de lo alto, animemos a nuestro pueblo a que saque lo mejor de sí para esta nueva etapa donde más que nunca queremos construir la civilización del amor!

El día del párroco es el 4 de agosto, cuando se recuerda la fecha de la muerte de Juan Bautista María Vianney, conocido como el Santo Cura de Ars, fue un presbítero francés proclamado patrono de los sacerdotes.

MENSAJE COMPLETO

Un nuevo sol, se levanta – La civilización del amor
Fiesta del Santo Cura de Ars – Martes 4 de agosto de 2020

Queridos hermanos:

         ¡Feliz día del sacerdote!

         Del año 2020 no nos vamos a olvidar fácilmente. Si Dios nos regala mucha vida seguro contaremos a las próximas generaciones las diversas vicisitudes que tuvimos que atravesar. Mirando nuestra realidad sacerdotal narraremos, por ejemplo, que no tuvimos Misa Crismal y que, con suerte, celebramos el Jueves Santo con uno o dos fieles y sin lavatorio de pies. Nunca habíamos pensado en algo así. ¡Un contexto absolutamente inédito!

         En medio de este contexto inédito, al celebrar hoy al Santo Cura de Ars, quiero agradecerles queridos sacerdotes la creatividad de la fe que han desarrollado en este tiempo para pastorear a nuestro pueblo como Jesús quiere. Agradecerles la disposición del corazón a la audacia del Espíritu para llevar en medio de tantas privaciones y límites la vida de la Iglesia en cada comunidad a pesar del aislamiento. ¡Qué lindo ver tantas iniciativas diversas para seguir manteniendo viva nuestras parroquias y espacios pastorales! ¡Qué bueno ver como en medio de la pandemia se equilibran de forma dinámica las tres dimensiones de la Iglesia: kerygma-martyria, leiturgia y diakonia, como nos recuerda el querido Papa Emérito Benedicto XVI en DCE 25! ¡Gracias, muchas gracias por todo esto!

         Pensaba, por último, la gracia de haber hecho juntos Un nuevo sol por inspiración de Daniel. ¡Qué bien que le hizo a nuestro pueblo ese testimonio de unidad! Todavía sigo recibiendo ecos positivos de todos los puntos de la Diócesis y de afuera también. Además del testimonio de unidad en la diversidad, porque realmente somos distintos, el contenido de la letra de Un nuevo sol nos compromete más que nunca en la etapa que viene. Unas semanas atrás el Papa Francisco decía que de la pandemia salimos mejores o peores, no hay camino intermedio. ¡Que anunciando a Cristo, el sol que nace de lo alto, animemos a nuestro pueblo a que saque lo mejor de sí para esta nueva etapa donde más que nunca queremos construir la civilización del amor!

¡Qué María, la Virgencita del Valle y el Santo Cura de Ars, intercedan por nosotros y toda la Iglesia Diocesana en camino sinodal!

Con afecto y bendición de padre, hermano y amigo.

+Padre Obispo Gabriel Mestre
Mar del Plata – Argentina

EVOLUCIONA FAVORABLEMENTE EL PADRE OBISPO GABRIEL

EVOLUCIONA FAVORABLEMENTE EL PADRE OBISPO GABRIEL

Evolución de la salud del obispo Mestre / Lunes 3 de agosto a las 17 hs.

En el día de hoy el estado de salud del Padre Obispo Gabriel Mestre ha mostrado una leve mejoría. Continúan los picos de fiebre y dolor de cabeza pero sin ninguna complicación respiratoria o nuevos síntomas.
Asimismo, está en contacto permanente con su médico el Dr. Gastón Filippetti.


Mons. Gabriel agradece las muestras de afecto y la oración de cada uno, en tanto permanece atento a la realidad de la diócesis, acompañando con su oración, en especial, por la recuperación de los enfermos. Al mismo tiempo, hace llegar a todos su afecto y cercanía con su bendición.

Comunicado del obispado de Mar del Plata
Evolución de la salud del obispo Mestre
Lunes 3 de agosto 17 hs

EL PADRE OBISPO GABRIEL MESTRE TIENE CORONAVIRUS

EL PADRE OBISPO GABRIEL MESTRE TIENE CORONAVIRUS

La cadena de contagio estaría vinculada a los focos de Santa Rita y el Hogar Nazaret

Este sábado 1º de agosto Mons. Gabriel Mestre dio positivo al segundo hisopado de COVID19. Presenta síntomas de fiebre, dolor de cabeza, afecciones al tracto digestivo y malestar general. Sin embargo, no tiene hasta el momento, ninguna complicación respiratoria.

La cadena de contagio del padre obispo Gabriel estaría vinculada a los dos focos de la Iglesia marplatense que se vieran afectados por brotes de esta pandemia durante la semana. Estuvo en contacto cercano (no estrecho) con el Padre Hernán y el Diácono Juan Pablo de Santa Rita. Días pasados también visitó a las personas en situación de indigencia del Hogar Nazaret, en cumplimiento de su misión pastoral.

Por ahora, el obispo no necesita internación. Está aislado en la misma Catedral, separado del resto de los sacerdotes que, igualmente, harán la cuarentena por ser contacto estrecho del obispo en la vida cotidiana.

La sede del Obispado de Mar del Plata permanecerá cerrada de manera preventiva toda la semana, del lunes 3 al viernes 7 de agosto. En tanto, la Catedral prestará los servicios previstos de manera normal gracias a la ayuda de sacerdotes de otras comunidades.

DOMINGO 18º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2020.

DOMINGO 18º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2020.

Domingo 18º Durante el año. Ciclo A. 2 de agosto de 2020.
Primera lectura: Is 55,1-3 | Salmo: Sal 144,8-9.15-18 | Segunda lectura: Rom 8,35.37-39 | Evangelio: Mt 14,13-21

Contemplamos en el Evangelio de este Domingo el relato de la multiplicación de los panes. Un texto que está presente seis veces en el NT: dos en Mt, dos en Mc, una en Lc y una en Jn. Es evidente que este milagro-signo realizado más de una vez por el Señor ha impactado fuertemente en la primitiva comunidad cristiana y es por ello que los evangelistas lo transmiten tan intensamente. No hay dudas, y es más que obvio, el sentido eucarístico que tiene la narración. La forma cómo se narra la distribución nos conecta directamente con el misterio de la Eucaristía: Jesús, Pan Vivo bajado del Cielo, alimento de vida eterna.
Teniendo en cuenta esta realidad central del relato nos metemos con libertad en los textos bíblicos de este Domingo y sugerimos tres puntos para meditar sintetizados en tres palabras: COMPADECIÉNDOSE, COMER, CRISTO.

  1. “COMPADECIÉNDOSE de la muchedumbre”
  2. “Denles de COMER ustedes mismos”
  3. “¿Quién podrá separarnos del amor de CRISTO?”
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. “COMPADECIÉNDOSE de la muchedumbre”

Una vez más asistimos a un relato marcado por la COMPASIÓN del Señor. COMPASIÓN no es tener lástima del otro, como a veces se considera. La COMPASIÓN es, como su etimología lo señala, vivir con el otro su pasión (cum passio). Es decir: entender, captar, tener empatía con lo que el hermano está sufriendo, está experimentando como dolor, como dificultad, como cruz. El Señor mira una y mil veces a la humanidad con COMPASIÓN. Tenemos que dejarnos tocar, mirar por el Señor en su dinámica COMPASIVA para aprender a vincularnos con COMPASIÓN con nuestros hermanos. En líneas generales podemos decir que COMPASIÓN es sinónimo de misericordia. Por eso será bueno recordar lo mucho que meditamos y celebramos animados por el Papa Francisco en el Año de la Misericordia.

¿Qué es lo que más me impacta de la COMPASIÓN del Señor? ¿Me dejo mirar con COMPASIÓN por mi Dios y Señor? ¿Qué implica para mí hoy la palabra COMPASIÓN? ¿Soy un hombre, una mujer COMPASIVO/A? ¿Cuál es mi actitud ante el sufrimiento del hermano?, ¿del más cercano, del más lejano?

2. “Denles de COMER ustedes mismos”

La compasión es más que un positivo sentimiento interior. Es también capacidad de respuesta ante el sufrimiento contemplado. La verdadera compasión implica compromiso. Por eso el Señor involucra a sus discípulos y les dice: “denles de COMER ustedes mismos”. Es decir comprométanse en acompañar más al que sufre dándoles el alimento que necesitan. Este “COMER” no debe ser entendido solo a nivel material de alimento para saciar el hambre del estómago. Lo incluye, obviamente, dado que en nuestro contexto muchos hermanos y familias no tienen este pan cotidiano. El “dar de COMER” va también más allá y mira al pan afectivo, humano, cultural, religioso y espiritual. Implica pensar en el alimento más nutricio e importante que es el mismo Dios. La necesidad de COMER el Pan de la Eucaristía que tanto extrañamos en este tiempo de aislamiento por la pandemia. ¡Cuántos son los que necesitan COMER en nuestro entorno cotidiano! Que podamos ser pan y acerar el pan para saciar el hambre material y espiritual de la vida de nuestros hermanos.

¿Qué me provoca la frase de Jesús: “Denles de COMER ustedes mismos”? ¿Anhelo COMER el Pan de la Eucaristía? ¿A qué me invita…? ¿Me comprometo ante el sufrimiento del hermano? ¿A quién tendré que “darle de COMER” en mi entorno más inmediato? ¿Qué hago por saciar el hambre del ser humano que sufre en su cuerpo, alma y/o espíritu? ¿Invito a los demás a comprometerse en este gran desafío de “dar de COMER”?

3. “¿Quién podrá separarnos del amor de CRISTO?”

Para ser compasivo y estar comprometido con el hambre del hermano debemos estar profundamente unidos a CRISTO. Solo con CRISTO es posible porque Él está unido a nosotros de forma inseparable como claramente lo dice San Pablo en la segunda lectura de hoy. Ni lo bueno ni lo malo, ni lo interior ni lo exterior… nada nos puede separar de Jesús. Queda la sensación de que el único obstáculo para estar lejos del amor de CRISTO solamente podemos ser nosotros mismos. A veces, por diversos motivos, tenemos la gran tentación de creer que la solución estaría en apartarnos del Maestro. ¡Qué bueno que podamos elegir cada día estar realmente unidos a CRISTO el Señor!

¡Qué bueno que podamos elegir cada día estar realmente unidos a CRISTO el Señor!

¿Realmente entiendo que nada ni nadie me puede separar del amor de CRISTO? ¿Busco estar realmente unido al Señor? ¿Intento estar cada día más cerca de Jesús? ¿Qué realidades a mí hoy me pueden separar del amor del CRISTO? Identificarlas y pensar un camino de purificación para estar siempre en el Señor.

El Papa Francisco en EG utiliza dos veces la frase “denles de comer ustedes mismos” pero tomada del Evangelio de Marcos. Transcribo aquí uno de estos textos porque ilumina muy bien, en perspectiva eclesial, la invitación que hoy Jesús nos hace.

EG 49. Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo. Repito aquí para toda la Iglesia lo que muchas veces he dicho a los sacerdotes y laicos de Buenos Aires: prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades. No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos. Si algo debe inquietarnos santamente y preocupar nuestra conciencia, es que tantos hermanos nuestros vivan sin la fuerza, la luz y el consuelo de la amistad con Jesucristo, sin una comunidad de fe que los contenga, sin un horizonte de sentido y de vida. Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: «¡Denles de comer ustedes mismos!» (Mc 6,37).

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalo aquí: Domingo 18º Durante el Año Ciclo A 2020

Escuchalo aquí: Mestre#los3Puntitos-Domingo 18º Durante el Año Ciclo A 2020

Misa: martes 28 de julio 2020

Misa: martes 28 de julio 2020

MISA ON LINE

“Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre.”

Misa del martes 28 de julio. Celebra el padre obispo Gabriel Mestre y concelebra el pbro Cristian Basterrechea

Primera lectura

Libro de Jeremías 14,17-22.

Tú les dirás esta palabra: Que mis ojos se deshagan en lágrimas, día y noche, sin cesar, porque la virgen hija de mi pueblo ha sufrido un gran quebranto, una llaga incurable.
Si salgo al campo abierto, veo las víctimas de la espada; si entro en la ciudad, veo los sufrimientos del hambre. Sí, hasta el profeta y el sacerdote recorren el país y no logran comprender.
¿Has rechazado del todo a Judá? ¿Estás disgustado con Sión? ¿Por qué nos has herido sin remedio? Se esperaba la paz, ¡y no hay nada bueno…! el tiempo de la curación, ¡y sobrevino el espanto!
Reconocemos, Señor, nuestra maldad, la iniquidad de nuestros padres, porque hemos pecado contra ti.
A causa de tu Nombre, no desprecies, no envilezcas el trono de tu Gloria: ¡acuérdate, no rompas tu Alianza con nosotros!
Entre los ídolos de las naciones, ¿hay alguien que haga llover? ¿Es el cielo el que envía los chaparrones? ¿No eres tú, Señor, nuestro Dios? Nosotros esperamos en ti, porque eres tú el que has hecho todo esto.

!

Salmo

Salmo 79(78),8.9.11.13.

No recuerdes para nuestro mal
las culpas de otros tiempos;
compadécete pronto de nosotros,
porque estamos totalmente abatidos.

Ayúdanos, Dios salvador nuestro,
por el honor de tu Nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados,
a causa de tu Nombre.

Llegue hasta tu presencia el lamento de los cautivos,
preserva con tu brazo poderoso
a los que están condenados a muerte.
Y nosotros, que somos tu pueblo

y las ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias para siempre,
y cantaremos tus alabanzas
por todas las generaciones.

Evangelio del día

Evangelio según San Mateo 13,36-43.

Entonces, dejando a la multitud, Jesús regresó a la casa; sus discípulos se acercaron y le dijeron: «Explícanos la parábola de la cizaña en el campo».
El les respondió: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre;
el campo es el mundo; la buena semilla son los que pertenecen al Reino; la cizaña son los que pertenecen al Maligno,
y el enemigo que la siembra es el demonio; la cosecha es el fin del mundo y los cosechadores son los ángeles.
Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego, de la misma manera sucederá al fin del mundo.
El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal,
y los arrojarán en el horno ardiente: allí habrá llanto y rechinar de dientes.
Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. ¡El que tenga oídos, que oiga!»

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

MENSAJE DE ESPERANZA DEL OBISPO A LOS COMERCIANTES, INDUSTRIALES, TRABAJADORES Y MIEMBROS DE LOS COMITES BARRIALES DE EMERGENCIA.

El Obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, envió sendos mensajes a través de la Pastoral Social de la Diócesis a todos los representantes de los sectores productivos nucleados en la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) local y otro a los trabajadores nucleados en CGT, la UTEP y los Comités Barriales de Emergencia.

A LOS TRABAJADORES
“Reconfortante mensaje del padre Obispo de la Diócesis de Mar del Plata a los gremios de la CGT. Gracias Monseñor Gabriel Mestre por tus palabras a los trabajadores, siempre necesario su mensaje de esperanza, más aún en estos momentos que crecen los casos de Covid19 en las periferias”, dijeron las autoridades de la CGT local.

A LOS COMERCIANTES E INDUSTRIALES
En otro mensaje el Obispo agradeció el esfuerzo que viene realizando el sector empresario por los más marginados y los alentó a ser creativos “en este tiempo tan difícil y complejo”, tanto en la producción y el trabajo como en el diálogo y la confrontación.

El presidente de la UCIP, Raúl Lamacchia, agradeció las palabras de Mestre y destacó que “son muy oportunas” y “alentadoras” en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Este tiempo requiere de un mayor esfuerzo por parte de los sectores productivos para volver a poner a Mar del Plata de pie y superar las contingencias que nos ha provocado y aún sigue produciendo la pandemia”, dijo el dirigente empresarial.

Por último, el padre Obispo recordó en ambos videos que la Iglesia de Mar del Plata “está cerca de cada uno” de ellos para “acompañarnos, alentarnos y buscar entre todos el bien común con esperanza”. “Como nos pide la doctrina social de la Iglesia, como siempre nos recuerda el querido Papa Francisco, quiero bendecirlos para darles fortaleza en estos tiempos difíciles y alentar la creatividad para buscar trabajo y producción para el bien de todos y cada uno de los argentinos”, cerró.

Video a los comerciantes e industriales: https://youtu.be/OtCpYbPei3A

Video a los trabajadores: https://youtu.be/X-iygTC-9VI