• 1 - ¿Qué significa que el matrimonio es un sacramento?
  • 2 - ¿Quiénes pueden casarse por Iglesia?
  • 3 - ¿Qué es el consentimiento?
  • 4- ¿Qué pasa si alguno de los dos no es católico?
  • 5 - ¿Por qué el matrimonio es para toda la vida?
  • 6- ¿DÓnde se celebra el matrimonio católico?
  • 7- ¿En dónde puedo casarme?
  • 8- ¿Quién puede celebrar el matrimonio?
  • 9 - ¿Qué requisitos tienen que cumplir los novios para casarse?
  • 10 - ¿Dónde puedo conseguir el certificado de bautismo?
  • 11 - ¿Quiénes pueden ser padrinos?
  • 12 - ¿En qué consiste el expediente matrimonial?
  • 13 - ¿Quiénes pueden ser testigos?
  • 14 - ¿Es obligatorio hacer el curso prematrimonial?
  • 15 - ¿Cuándo conviene hacer el curso prematrimonial?
  • 16 - ¿Dónde y cuándo puedo hacer el curso?
  • 17 - ¿Existe otra opción al curso prematrimonial?

    1 - ¿QUÉ SIGNIFICA QUE EL MATRIMONIO ES UN SACRAMENTO?

    Los sacramentos son signos de la gracia, instituidos por Cristo y confiados a la Iglesia por los cuales nos es dispensada la vida divina. Hay en la Iglesia siete sacramentos: Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Reconciliación, Unción de los enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio. Los ritos visibles bajo los cuales los sacramentos son celebrados significan y realizan las gracias propias de cada sacramento. Dan fruto en quienes los reciben con las disposiciones requeridas. La Iglesia celebra los sacramentos como comunidad sacerdotal estructurada por el sacerdocio bautismal y el de los ministros ordenados. El Espíritu Santo dispone a la recepción de los sacramentos por la Palabra de Dios y por la fe que acoge la Palabra en los corazones bien dispuestos. Así los sacramentos fortalecen y expresan la fe. El fruto de la vida sacramental es a la vez personal y eclesial. Por una parte, este fruto es para todo fiel la vida para Dios en Cristo Jesús: por otra parte, es para la Iglesia crecimiento en la caridad y en su misión de testimonio

    >> Volver al menú de preguntas.

    2 - ¿QUIÉNES PUEDEN CASARSE POR IGLESIA?

    Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento. "Ser libre" quiere decir: - no obrar por coacción; - no estar impedido por una ley natural o eclesiástica. La Iglesia considera el intercambio de los consentimientos entre los esposos como el elemento indispensable "que hace el matrimonio"" , si el consentimiento falta, no hay matrimonio.

    >> Volver al menú de preguntas.

    3 - ¿QUÉ ES EL CONSENTIMIENTO?

    El consentimiento consiste en "un acto humano, por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente": "Yo te recibo como esposa" - "Yo te recibo como esposo"(Ritual de la celebración del matrimonio). El consentimiento debe ser un acto de la voluntad de cada uno de los contrayentes, libre de violencia o de temor grave externo. Ningún poder humano puede reemplazar este consentimiento y si esta libertad falta, el matrimonio es inválido. El sacerdote ( o el diácono) que asiste a la celebración del matrimonio, recibe el consentimiento de los esposos en nombre de la Iglesia y da la bendición de la Iglesia. La presencia del ministro de la Iglesia (y también de los testigos) expresa visiblemente que el matrimonio es una realidad eclesial.

    >> Volver al menú de preguntas.

    4 - ¿ QUÉ PASA SI ALGUNO DE LOS DOS NO ES CATÓLICO?

    En estos casos, se celebra el matrimonio mixto o de disparidad de culto. En numerosos países, la situación del matrimonio mixto (entre católico y bautizado no católico) se presenta con bastante frecuencia. Exige una atención particular de los cónyuges y de los pastores. El caso de matrimonios con disparidad de culto (entre católico y no bautizado) exige aún una mayor atención. La diferencia de confesión entre los cónyuges no constituye un obstáculo insuperable para el matrimonio, cuando llegan a poner en común lo que cada uno de ellos ha recibido en su comunidad, y a aprender el uno del otro el modo como cada uno vive su fidelidad a Cristo. Pero las dificultades de los matrimonios mixtos no deben tampoco ser subestimadas. Se deben al hecho de que la separación de los cristianos no se ha superado todavía. Los esposos corren el peligro de vivir en el seno de su hogar el drama de la desunión de los cristianos. La disparidad de culto puede agravar aún más estas dificultades. Divergencias en la fe, en la concepción misma del matrimonio, pero también mentalidades religiosas distintas pueden constituir una fuente de tensiones en el matrimonio, principalmente a propósito de la educación de los hijos. Según el derecho vigente en la Iglesia latina, un matrimonio mixto necesita, para su licitud, el permiso expreso de la autoridad eclesiástica. En caso de disparidad de culto se requiere una dispensa expresa del impedimento para la validez del matrimonio. Este permiso o esta dispensa supone que ambas partes conozcan y no excluyan los fines y las propiedades esenciales del matrimonio: además, que la parte católica confirme los compromisos -también haciéndolos conocer a la parte no católica- de conservar la propia fe y de asegurar el bautismo y la educación de los hijos en la Iglesia Católica. En muchas regiones, gracias al diálogo ecuménico, las comunidades cristianas interesadas han podido llevar a cabo una pastoral común para los matrimonios mixtos. Su objetivo es ayudar a estas parejas a vivir su situación particular a la luz de la fe. Debe también ayudarles a superar las tensiones entre las obligaciones de los cónyuges, el uno con el otro, y con sus comunidades eclesiales.

    >> Volver al menú de preguntas.

    5 - ¿POR QUÉ EL MATRIMONIO ES PARA TODA LA VIDA?

    Del matrimonio válido se origina entre los cónyuges un vínculo perpetuo y exclusivo por su misma naturaleza; además, en el matrimonio cristiano los cónyuges son fortalecidos y quedan como consagrados por un sacramento peculiar para los deberes y la dignidad de su estado. El consentimiento por el que los esposos se dan y se reciben mutuamente es sellado por el mismo Dios. De su alianza "nace una institución estable por ordenación divina, también ante la sociedad". La alianza de los esposos está integrada en la alianza de Dios con los hombres: "el auténtico amor conyugal es asumido en el amor divino". Por tanto, el vínculo matrimonial es establecido por Dios mismo, de modo que el matrimonio celebrado y consumado entre bautizados no puede ser disuelto jamás. Este vínculo que resulta del acto humano libre de los esposos y de la consumación del matrimonio es una realidad ya irrevocable y da origen a una alianza garantizada por la fidelidad de Dios. La Iglesia no tiene poder para pronunciarse contra esta disposición de la sabiduría divina. El amor conyugal exige de los esposos, por su misma naturaleza, una fidelidad inviolable. Esto es consecuencia del don de sí mismos que se hacen mutuamente los esposos. El auténtico amor tiende por sí mismo a ser algo definitivo, no algo pasajero. "Esta íntima unión, en cuanto donación mutua de dos personas, así como el bien de los hijos exigen la fidelidad de los cónyuges y urgen su indisoluble unidad" Puede parecer difícil, incluso imposible, atarse para toda la vida a un ser humano. Por ello es tanto más importante anunciar la buena nueva de que Dios nos ama con un amor definitivo e irrevocable, de que los esposos participan de este amor, que les conforta y mantiene, y de que por su fidelidad se convierten en testigos del amor fiel de Dios. Los esposos que, con la gracia de Dios, dan este testimonio, con frecuencia en condiciones muy difíciles, merecen la gratitud y el apoyo de la comunidad eclesial.

    >> Volver al menú de preguntas.

    6 - ¿DÓNDE SE CELEBRA EL MATRIMONIO CATÓLICO?

    Los matrimonios cristianos se realizan exclusivamente en los templos parroquiales.

    >> Volver al menú de preguntas.

    7 -¿EN DÓNDE PUEDO CASARME?

    En las parroquias de la diócesis. > Consultalas acá.

    >> Volver al menú de preguntas.

    8- ¿QUIÉN PUEDE CELEBRAR EL MATRIMONIO?

    Desde el punto de vista teológico, el matrimonio cristiano es un sacramento que los esposos se administran mutuamente. El sacerdote o diácono celebra la boda como testigo. Generalmente, es el párroco o vicario quien oficia el ritual en la parroquia elegida, pero, con previa autorización, puede hacerlo otro sacerdote que hayan elegido los contrayentes.

    >> Volver al menú de preguntas.

    9 - ¿QUÉ REQUISITOS TIENEN QUE CUMPLIR LOS NOVIOS PARA CASARSE?

    1- Ser solteros para la iglesia (ningún miembro de la pareja puede tener otro matrimonio religioso anterior, salvo caso de nulidad del mismo). 2- Estar bautizados en la Iglesia católica. Como comprobante, los novios deberán presentar sus certificados de bautismo (Fe de bautismo) en la parroquia donde se efectuará el matrimonio. 3- Cumplir con el curso prematrimonial. Se accede a este requisito asistiendo a una serie de charlas en las que se tocan diversos temas que hacen al matrimonio cristiano y a la futura vida en común de los esposos. Al finalizar, la parroquia que los ha dictado extiende a los novios el certificado correspondiente. 4.- Elegir dos testigos que puedan dar fe de la libre voluntad de los novios para contraer matrimonio. Serán entrevistados en la parroquia donde se llevará a cabo la boda y su testimonio quedará en el expediente matrimonial.

    >> Volver al menú de preguntas.

    10 - ¿DÓNDE PUEDO CONSEGUIR EL CERTIFICADO DE BAUTISMO?

    Lo pueden conseguir fácilmente dirigiéndose a la parroquia en la que se celebró el bautismo, solicitando la constancia de bautismo para matrimonio con un plazo no mayor a seis meses antes de la boda.

    >> Volver al menú de preguntas.

    11 - ¿QUIÉNES PUEDEN SER PADRINOS?

    Cualquier persona, independientemente de la religión que profese, puede ser padrino de la ceremonia religiosa

    >> Volver al menú de preguntas.

    12 - ¿EN QUÉ CONSISTE EL EXPEDIENTE MATRIMONIAL?

    Es un cuestionario que tiene dos partes. En la primera, cada uno de los novios por separado es interrogado acerca de sus motivos para casarse, su libertad o no al respecto y sus intenciones para el futuro. La segunda parte está dirigida a los testigos, que son convocados para dar fe de esa relación. La parroquia establece la cita con los novios y los testigos, generalmente unos días después de la reserva de la fecha.

    >> Volver al menú de preguntas.

    13 - ¿QUIÉNES PUEDEN SER TESTIGOS?

    Se necesitan dos testigos: uno por la novia y otro por el novio, pudiendo ser testigos cualquier persona mayor de edad, preferentemente no familiar de ninguno de los novios.

    >> Volver al menú de preguntas.

    14 - ¿ES OBLIGATORIO HACER EL CURSO PREMATRIMONIAL?

    Sí, es necesario para conocer aspectos referentes al sacramento, la vida conyugal y el ritual matrimonial. No todas las parroquias ofrecen el curso, por ello es importante informarse bien las fechas y lugar con tiempo. En algunas parroquias hay que preinscribirse telefónicamente.

    >> Volver al menú de preguntas.

    15 - ¿CUÁNDO CONVIENE HACER EL CURSO PREMATRIMONIAL?

    Se sugiere hacer el curso al menos 6 meses antes de la fecha escogida para celebrar el sacramento.

    >> Volver al menú de preguntas.

    16 - ¿DÓNDE Y CUÁNDO PUEDO HACER EL CURSO?

    Bajá acá el cuadrante con los días, parroquias y horarios de las charlas prematrimoniales de este año.

    >> Volver al menú de preguntas.

    17 - ¿EXISTE OTRA OPCIÓN AL CURSO PREMATRIMONIAL?

    Sí, si les interesa profundizar en aspectos de la relación de la pareja se puede participar del "Encuentro católico para Novios" Click acá.

    >> Volver al menú de preguntas.