Sínodo

26 Ago, 2021

DOMINGO 22º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

En el Domingo 22º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar: 1. La PUREZA 2. La HIPOCRESÍA 3. Las “malas intenciones”: DIALOGAR con lo malo del propio interior

Domingo 22º Durante el Año Ciclo B. 29 de agosto de 2021
Primera lectura: Deut 4,1-2.6-8| Salmo: Sal 14,2-5| Segunda lectura: Sant 1,17-18.21b-22.27| Evangelio: Mc 7,1-8.14-15.21-23

Retomamos este Domingo la lectura semi-continua del Evangelio según san Marcos. El texto evangélico que hoy compartimos tiene varios versículos escalonados que tratan temas diversos pero relacionados entre sí. Proponemos aquí tres puntos para orar y reflexionar con la Palabra sintetizados en tres palabras: PUREZA, HIPOCRESÍA, DIALOGAR.

  1. La PUREZA
  2. La HIPOCRESÍA
  3. Las “malas intenciones”: DIALOGAR con lo malo del propio interior
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. La PUREZA

En la primera parte del texto está en juego el tema de la PUREZA. Un exceso de PUREZA ritual que hace perder de vista la PUREZA en el sentido total del término. A la luz del salmo, la segunda lectura, el texto de Isaías que cita Jesús y el final del relato del Evangelio de hoy, queda claro que la PUREZA es algo integral. Implica a la totalidad del ser humano y no solo a un aspecto. Aquí, en la crítica de Jesús, se traduce en una suerte de obsesión desencajada solamente por lo ritual… Pero podría caerse en otras formas de desenfoque. Por ejemplo la obsesión por la PUREZA sexual y nada más… O la obsesión por la PUREZA en la doctrina y nada más… Lo que es válido en si mismo puede transformarse en algo negativo si se lo absolutiza negando el valor y la importancia de otros aspectos. Seamos totalmente PUROS: cuerpo y alma; mente y corazón; en la fe, en el rito, en la sexualidad, en la economía, en la afectividad, en la vida personal, en la experiencia comunitaria, en la realidad social, en los ámbitos políticos y sociales… IMPURO, bíblicamente hablando, no es solo el que no cumple una norma litúrgica o que peca contra el sexto o noveno mandamiento… Es también IMPURO el que roba, miente, es rencoroso, no tiene misericordia… Es IMPURO quien es implacable, injusto, soberbio, chusma…

¿Soy PURO? ¿Tengo el corazón PURO? ¿Observo la PUREZA en todos los ámbitos? ¿Entiendo bien la PUREZA en la totalidad de la vida? ¿La reduzco sólo a algunos aspectos en desmedro o negación de otros? ¿Me “obsesiono” por algunos mandamientos de la Ley de Dios y no tengo en cuenta otros? ¿Dónde puedo estar faltando en este aspecto? ¿Ayudo a los demás a tener un corazón PURO?

2. La HIPOCRESÍA

HIPÓCRITA, viene del griego hypokrites que, en su sentido original más antiguo, significa algo así como actuar en el teatro. Es decir, ser actor de una obra teatral. Este es el sentido neutro del término que se usaba en la Antigua Grecia donde la mayoría de los actores usaban máscaras para su escenificación, para actuar, para desempeñar así un determinado personaje dentro de la actuación. Ya en la época de Jesús y, por supuesto, en la actualidad en español, HIPÓCRITA adquirió una carga claramente peyorativa y negativa. Es aquel que actúa en la vida, es decir, el que protagoniza un papel distinto de lo que hay en su corazón, es el que anda y se presenta con máscaras ante los demás. Lo que de forma vulgar decimos en un español argentinizado y rioplatense: es un careta, está siempre careteando… Este es el HIPÓCRITA: el que constantemente simula, finge, aparenta, falsea, el que se queda con la cáscara de las cosas y se pierde lo más importante… Esto puede darse en cualquiera de nosotros y en cualquier ámbito de la vida. Debemos estar atentos para no confundir HIPOCRESÍA con debilidad. La HIPOCRESÍA es la corrupción total de un corazón dividido conscientemente donde se caretea con el discurso del bien y la verdad y, en la vida concreta, se busca el mal y la mentira de forma deliberada. El débil es quien decididamente busca de palabra y de obra el bien y la verdad, pero, a veces por fragilidad es tentado y cae en el mal y la mentira.

¿Entiendo bien el sentido de la palabra HIPÓCRITA? ¿La diferencio de debilidad? ¿Busco apartarme de toda forma de HIPOCRESÍA? ¿Soy HIPÓCRITA en algún ámbito de mi vida? ¿Me veo tentado por alguna forma de HIPOCRESÍA?, ¿en qué situaciones?, ¿por qué circunstancias…? ¿Busco “desenmascarar”, con caridad, las diversas formas de HIPOCRESÍA que puedo ver en mi ambiente: familia, amigos, parroquia, capilla, comunidad, movimiento, grupos sociales…?

3. Las “malas intenciones”: DIALOGAR con lo malo del propio interior

Al final del relato evangélico hay una lista de 13 vicios y pecados. Me detengo en el primero, que se traduce como “malas intenciones” (Mc 7,21). Si miramos el texto original griego del NT, la frase que allí está (oi dialogismoi oi kakoi), significa, algo así como “DIALOGAR con lo malo que hay en el propio interior”. Notemos la riqueza de la expresión como raíz de nuestro pecado. Los 12 que siguen son más puntuales y concretos. Este, el que encabeza la lista, es como la base que se plasmará en los demás vicios y pecados. Por eso, si bien se puede traducir como “malas intenciones”, “malos pensamientos”, “razonamientos perversos”… es bueno que nos detengamos a examinar cómo sucumbimos a la tentación cuando comenzamos a “DIALOGAR con lo malo que hay en nuestro propio interior”. No DIALOGUEMOS, no nos enrosquemos con lo malo que pueda haber en nuestro interior sino con lo bueno, con la semilla de bien que Dios ha sembrado en nuestro corazón. Muchas de las roscas de nuestra vida vincular parten de la incapacidad de apartarnos del DIÁLOGO con lo malo que pueda haber en nuestro interior: no DIALOGUEMOS con eso malo para no ser rosqueros en las relaciones con los demás.

Cuando examino mi vida y mis acciones, además de los pecados puntuales: ¿voy a la raíz, a la motivación profunda que muchas veces se esconde detrás de cada uno de ellos? ¿Me dejo llevar por los “malos pensamientos”? ¿Caigo en la tentación de “DIALOGAR con lo malo que hay en mi propio interior”? Es decir: ¿DIALOGO y me dejo “enroscar” por mis resentimientos pasados, mis frustraciones, mis envidias, mis celos, instintos rastreros, mi falta de valoración, mis miedos, traumas no asumidos…? ¿Intento apartarme de estas “maquinaciones perversas” que me quitan libertad, me llevan al pecado y no me dejan ser feliz?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalo aquí: Domingo 22º Durante el Año Ciclo B 2021

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 25º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

DOMINGO 25º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

En el Domingo 25º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. “Ustedes AMBICIONAN…”
2. Jesús es el JUSTO puesto a prueba
3. El NIÑO como modelo

DOMINGO 24º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

DOMINGO 24º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

En el Domingo 24º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. Todos participamos de la AMBIVALENCIA de Pedro
2. COHERENCIA
3. ¿Quién es JESÚS para mí?

DOMINGO 23º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

DOMINGO 23º DURANTE EL AÑO. CICLO B 2021

En el Domingo 23º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. INCOMUNICACIÓN
2. “¡EFATÁ!: ¡Ábrete!”
3. “No hagan ACEPCIÓN de personas”