Sínodo

5 May, 2022

DOMINGO 4º DE PASCUA. CICLO C 2022

En el Domingo 4º de Pascua, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar: 1. ESCUCHAR: concentración y discernimiento 2. SEGUIR al Pastor que nos da vida eterna 3. PASTOREAR al estilo de Jesús

Domingo 4º de Pascua Ciclo C – 8 de mayo de 2022
Primera lectura: Hech 13,14.43-52 | Salmo: Sal 99,1b-3.5 | Segunda lectura: Apoc 7,9.14b-17 | Evangelio: Jn 10,27-30

El Cuarto Domingo de Pascua se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, llamado más habitualmente como el Domingo del Buen Pastor. Todos los años, la Liturgia de la Iglesia nos ofrece una parte del capítulo 10 del Evangelio según San Juan que nos habla de Jesús como el Buen Pastor. En el ciclo A leemos los versículos 1 al 10; en el ciclo B leemos los versículos 11 al 18; y en el ciclo C, este año 2022, leemos sólo los versículos 27 al 30.

Los pocos versículos que tiene el texto de este año representan una especie de síntesis de los versículos 1 al 18 del mismo capítulo. Hay algunos elementos interesantes para destacar que los sintetizamos en los tres puntos para meditar y orar este Domingo, a la luz de tres verbos: ESCUCHAR, SEGUIR, PASTOREAR.

  1. ESCUCHAR: concentración y discernimiento
  2. SEGUIR al Pastor que nos da vida eterna
  3. PASTOREAR al estilo de Jesús
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. ESCUCHAR: concentración y discernimiento

El verbo ESCUCHAR es mucho más que oír. A pesar de los vaivenes de nuestra lengua la Real Academia Española diferencia ESCUCHAR (acción voluntaria e intencional por parte del sujeto de aplicar el oído) de oír (percibir algo por el oído). El acto de ESCUCHAR, la ESCUCHA tiene una importancia central en la fe del Pueblo de la Primera Alianza donde es invitado a ESCUCHAR la voz del Señor. Es clásico, en hebreo, SHEMA JISRAEL, “ESCUCHA Israel” (Dt 6,4-9). El Evangelio de hoy se sitúa en esta línea y nos invita a ESCUCHAR la voz del Buen Pastor. Para la verdadera ESCUCHA, se reclama de nosotros dos actitudes:

  • Concentración: superar toda disipación, aturdimiento y perturbación. No dejarnos ganar por la tentación de solo oír cuando en realidad debemos ESCUCHAR: a nosotros mismos, al hermano y, sobre todo, al mismo Dios.
  • Discernimiento: en el concierto de las tantas voces que escuchamos a lo largo del mes, la semana, e incluso en un mismo día… ESCUCHAR la voz del Buen Pastor. No confundirnos y discernir entre las muchas voces exteriores e interiores, la voz del Único Pastor, la voz que sana, que salva, que libera, que da vida en abundancia.

¿Sé ESCUCHAR… mi interioridad, a los hermanos…? ¿Busco ESCUCHAR al mismo Dios?; ¿cómo lo hago? ¿Intento concentrarme ante tantas cosas que me pueden disipar? ¿Me dejo aturdir y perturbar fácilmente por los ruidos de mi entorno habitual? ¿Realizo realmente el ejercicio de la ESCUCHA cotidiana? ¿O tiendo solo a oír… es decir, poner “piloto automático” y que los demás o el mismo Dios hablen…? En las múltiples voces que resuenan en mi cabeza y mi corazón: ¿Busco discernir cuál es la voz del Buen Pastor? En las circunstancias complejas y de difícil decisión: ¿Hago discernimiento de las voces interiores para despejar y quedarme con la voz de Dios que resuena en mi interior?

2. SEGUIR al Pastor que nos da vida eterna

¿Por qué Jesús es el Buen Pastor? La respuesta es clara: nos da vida eterna lo que implica nunca ser arrebatados de sus manos y no perecer jamás. Por eso realmente vale la pena SEGUIRLO, porque es el único que puede darnos vida, vida eterna. El SEGUIMIENTO de Cristo es el elemento esencial de la vocación cristiana. ¡SEGUIRLO a Él y solo a Él! El Señor no solo cuida a sus ovejas como un pastor humano que las defiende de los males físicos o temporales; Jesús como Buen Pastor da la vida plena, la vida con mayúsculas. Es el único que puede saciar en plenitud nuestros anhelos más profundos. ¡Qué siempre seamos discípulos auténticos SIGUIENDO a Jesús, el Buen Pastor!

¿Cómo está hoy mi camino de SEGUIMIENTO del Señor? ¿Busco SEGUIRLO como buen discípulo? ¿Qué busco en Él? ¿Dejo que sea mi Buen Pastor resucitado? ¿Permito que, en medio de las vicisitudes de mi vida cotidiana, sea el que da sentido a mi existencia? ¿Qué implica para mí hoy que me dé vida eterna? ¿Tengo sed, anhelo de vida en plenitud o estoy demasiado enquistado en las cosas de este mundo?

3. PASTOREAR al estilo de Jesús

Hoy rezamos especialmente por los ministros ordenados como PASTORES a imagen de Jesús. Pero la vida PASTORAL no se reduce solo a ellos. El laico es también PASTOR según su propia vocación en su servicio en los distintos ministerios en la Iglesia y en su entrega en la familia, el ambiente y el mundo. Todos somos PASTORES. Todos, según nuestra vocación específica y en cada etapa de nuestra historia, tenemos que ser PASTORES al estilo de Jesús. ¿Cuál es ese estilo? Fundamentalmente lo que planteamos más arriba: hacer escuchar la voz del Buen Pastor a nuestros hermanos y estimularlos para que lo sigan. Sintetizamos nuestro servicio PASTORAL en estimular a la escucha y el seguimiento del Señor para que todos tengan vida en su nombre.

¿Redescubro cada día mi vocación PASTORAL? ¿Capto que tengo la misión de ser PASTOR de mis hermanos en nombre de Jesús? ¿Busco estimular la escucha y el reconocimiento de la voz del Único Pastor de las ovejas? ¿Abro caminos para que las personas que andan muy perdidas por la vida puedan realmente encontrarse con el Señor? ¿Ayudo a los demás para que se abran a la escucha verdadera superando la tentación de la desconcentración y la superficialidad? ¿Animo a otros para que sigan a Jesús? ¿Acompaño los pasos de seguimiento del Señor de aquellos que el mismo Dios me ha encomendado? ¿Busco ser imagen del Buen PASTOR como papá, mamá, tío, hermana, amigo, primo, vecina, compañero de trabajo…?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalo aquí: Domingo 4º de Pascua Ciclo C 2022

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 6º DE PASCUA. CICLO C 2022

DOMINGO 6º DE PASCUA. CICLO C 2022

En el Domingo 6º de Pascua, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. INTIMIDAD, amor y discipulado
2. El Paráclito MEMORIA viva de la Iglesia
3. “Les doy mi PAZ”

DOMINGO 5º DE PASCUA. CICLO C 2022

DOMINGO 5º DE PASCUA. CICLO C 2022

En el Domingo 5º de Pascua, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. Amar COMO Jesús
2. ¿Es posible que el amor sea un MANDAMIENTO?
3. El amor signo DISTINTIVO del cristiano

DOMINGO 3º DE PASCUA. CICLO C 2022

DOMINGO 3º DE PASCUA. CICLO C 2022

En el Domingo 3º de Pascua, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. DESÁNIMO: “Voy a pescar”
2. CONFIANZA: “¡Es el Señor!”
3. COMPROMISO: “¿Me amas?”