El 4to domingo de pascua se celebra en toda la Iglesia el domingo del Buen Pastor, que es la jornada de oración por las vocaciones. Invitación del obispo y de la Pastoral Vocacional.

Recordamos el mensaje del Papa Francisco cuando nos decía que “Dios ve el corazón (cf. 1 Sam 16,7) y en san José reconoció un corazón de padre, capaz de dar y generar vida en lo cotidiano. Las vocaciones tienden a esto: a generar y regenerar la vida cada día. El Señor quiere forjar corazones de padres, corazones de madres; corazones abiertos, capaces de grandes impulsos, generosos en la entrega, compasivos en el consuelo de la angustia y firmes en el fortalecimiento de la esperanza. Esto es lo que el sacerdocio y la vida consagrada necesitan, especialmente hoy, en tiempos marcados por la fragilidad y los sufrimientos causados también por la pandemia, que ha suscitado incertidumbre y miedo sobre el futuro y el mismo sentido de la vida. San José viene a nuestro encuentro con su mansedumbre, como santo de la puerta de al lado; al mismo tiempo, su fuerte testimonio puede orientarnos en el camino”, en su reciente discurso sobre la 58 jornada de oración por las vocaciones.

En esta semana la Pastoral Vocacional ofrecerá una serie de actividades que se podrán seguir desde las redes sociales. https://www.facebook.com/PastoralVocacionalMDP

Asimismo, el padre obispo Gabriel presidirá la Misa del Buen Pastor que se transmitirá el próximo fin de semana por Telefe y los medios del Obispado.