Sínodo

26 May, 2022

DOMINGO DE LA ASCENSIÓN. CICLO C 2022

En el Domingo de la Ascensión, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar: 1. Jesucristo MEDIADOR entre Dios y la humanidad 2. “Yo estaré con ustedes SIEMPRE hasta el fin del mundo” 3. Mirar el CIELO pero con los pies en la tierra

Domingo de la Ascensión Ciclo C – 29 de mayo de 2022
Primera lectura: Hch 1,1-11 | Salmo: Sal 46,2-3.6-9 | Segunda lectura: Ef 1,17-23 | Evangelio: Mt 28,16-20

Este Domingo celebramos el Misterio de la Ascensión del Señor. Propongo tres simples puntos para orar, meditar y reflexionar sintetizado en tres palabras: MEDIADOR, SIEMPRE, CIELO.

  1. Jesucristo MEDIADOR entre Dios y la humanidad
  2. “Yo estaré con ustedes SIEMPRE hasta el fin del mundo”
  3. Mirar el CIELO pero con los pies en la tierra
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. Jesucristo MEDIADOR entre Dios y la humanidad

De alguna manera, con la Ascensión, se cierra el circuito cristológico. Desde el seno de la Santísima Trinidad la Palabra Eterna se encarna, nace, anuncia y concreta la presencia del Reino en la historia; realiza su ministerio público, padece, muere en cruz, resucita y hoy vuelve al Padre. Este circuito engrandece nuestra humanidad dado que Dios no solo “se hace carne” sino que, a partir de la Ascensión de alguna forma la humanidad está en el mismo seno de la Santísima Trinidad. El título de MEDIADOR que le da al Señor el prefacio de la Misa de esta celebración sintetiza muy bien esta realidad. Nuestra humanidad es ennoblecida por el Misterio de Cristo MEDIADOR entre Dios y los seres humanos. La fiesta de la Ascensión nos ayuda a recuperar desde Dios la dignidad, grandeza y valor de todo lo humano. Jesucristo es el MEDIADOR, el puente único y absoluto porque participa de las dos orillas: es verdaderamente Dios y verdaderamente hombre.

¿Asumo, desde Dios, la realidad concreta de mi historia y mi vida? ¿Descubro la nobleza e importancia de todo lo humano que es tocado y redimido por el Misterio Pascual de Cristo como verdadero MEDIADOR? ¿Busco transformar desde el Señor las realidades históricas de mi vida cotidiana: familia, amigos, ambiente…? En mi experiencia cotidiana de fe: ¿Busco equilibrar y conectar «Cielo y tierra»; oración y compromiso; vida espiritual y tareas apostólicas; formación y compromiso social…? ¿Acepto a Jesucristo como único MEDIADOR entre Dios y los seres humanos?

2. “Yo estaré con ustedes SIEMPRE hasta el fin del mundo”

El último versículo de Mateo no debemos perderlo de vista nunca: “Yo estaré con ustedes SIEMPRE hasta el fin del mundo”. Revela claramente el compromiso de Dios con la humanidad. La seguridad absoluta que, si bien Jesús asciende al Cielo, nunca nos deja solos: SIEMPRE nos acompañará. Su presencia es y será constante hasta el fin del mundo. ¡Cuánta serenidad debe darnos este texto en medio de las vicisitudes de la vida! El Dios que se ha revelado en el Primer Testamento como firme, estable, verdadero y fiel, ahora en Jesucristo nos confirma esta misma perspectiva en su presencia segura hasta el fin de los tiempos: SIEMPRE, con nosotros, hasta el fin del mundo.

¿Redescubro cada día que creo en un Dios que es fiel a sus promesas? ¿Disfruto de la seguridad de que Jesús estará SIEMPRE conmigo hasta el fin del mundo? ¿Soy capaz de dejarme imbuir por esta experiencia de fe, sobre todo cuando estoy pasando situaciones de prueba o de cruz? ¿Transmito de forma habitual a mis hermanos que nuestro Dios está SIEMPRE acompañándonos en el camino de nuestra vida?

3. “Mirar el CIELO pero con los pies en la tierra

Los hombres vestidos de blanco cuestionan a los Apóstoles que se quedan mirando el CIELO. Los interpela porque no lo hacen con los pies sobre la tierra. El desafío del discípulo misionero de Jesús de todos los tiempos es descubrir que en el CIELO, a donde Jesús hoy asciende, está el destino final de nuestra vida y de nuestra historia. Pero, ese destino final en el CIELO, lejos de hacernos escapar de esta vida nos invita a asumirla cada día con mayor compromiso. Levantamos la mirada al CIELO no para evadirnos de nuestra realidad cotidiana sino para asumirla cada día con más responsabilidad desde el mismo Dios, como veíamos en el primer punto. La clave será no olvidarnos que somos ciudadanos del CIELO, que ahí está el destino final de nuestra historia, esa es nuestra patria eterna que da sentido a nuestro transitar cotidiano. Pero viviendo esta ciudadanía con los pies sobre la tierra.

¿Qué implica para mí hoy celebrar la Ascensión del Señor? ¿Dejo que este misterio de la vida de Jesús toque mi vida o queda como desplazado dentro de las diversas celebraciones? ¿Veo en la Ascensión gloriosa de Jesús al CIELO el destino último de la humanidad? ¿Valoro la salvación y plenitud de vida a la que Dios me llama? ¿Pienso en el CIELO y en la Vida Eterna? ¿Hablo a los demás del CIELO y de la Vida Eterna o es un implícito del que no se habla? ¿Preparo mi vida para gozar de la plenitud del CIELO con Dios y todos sus “santos”?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalo aquí: Domingo de la Ascensión Ciclo C 2022

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 14º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

DOMINGO 14º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

En el Domingo 14º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. Misión: ENVÍO y austeridad
2. Ovejas en medio de LOBOS
3. Mensajeros de la PAZ

DOMINGO 13º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

DOMINGO 13º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

En el Domingo 13º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. VIOLENCIA que engendra VIOLENCIA
2. Mi SEGUIMIENTO de Cristo
3. La libertad de encaminarse DECIDIDAMENTE