Sínodo

2 Jun, 2022

DOMINGO DE PENTECOSTÉS. CICLO C 2022

En el Domingo de Pentecostés, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar: 1. Espíritu Santo: ¿el gran DESCONOCIDO? 2. El Espíritu Santo HABITA en ustedes 3. El Espíritu Santo SUAVIZA nuestra dureza

Domingo de Pentecostés Ciclo C – 5 de junio de 2022
Primera lectura: Hch 2,1-11 | Salmo: Sal 103,1ab.24ac.29b-31.34 | Segunda lectura: 1Cor 12,3b-7.12-13 o bien Rom 8,8-17 | Evangelio: Jn 20,19-23 o bien Jn 14,15-16.23b-26

Culminamos el Tiempo Pascual con la Solemnidad de Pentecostés. Fiesta litúrgica por excelencia que celebra la presencia del Espíritu Santo en la vida de cada unos de los creyentes, de la Iglesia y del mundo.

Los textos bíblicos y litúrgicos nos dan una riqueza que permite abrir la meditación en varias direcciones posibles y complementarias entre sí. Aquí comparto tres puntos que pueden iluminar. Los sintetizo en tres palabras: DESCONOCIDO, HABITAR, SUAVIZA.

  1. Espíritu Santo: ¿el gran DESCONOCIDO?
  2. El Espíritu Santo HABITA en ustedes
  3. El Espíritu Santo SUAVIZA nuestra dureza
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. Espíritu Santo: ¿el gran DESCONOCIDO?

Hace más de cuarenta años Royo Marín publicaba un libro sobre el Espíritu Santo y sus dones bajo el sugerente título de: “El gran DESCONOCIDO”. Más allá del libro en sí, creo que es interesante que nos preguntemos si esto es así en nuestra vida, en nuestra vida de discípulos misioneros. Si bien, gracias a Dios, en nuestros tiempos hemos recuperado la presencia y acción del Espíritu en la vida, todavía puede quedar un poco olvidado, un poco DESCONOCIDO. Tal vez por una catequesis un poco deficiente combinada con una percepción menos tangible en comparación con Dios Padre y Dios Hijo, puede resultar aún un poco complejo o difícil captar la importancia y la centralidad de Dios Espíritu Santo en la vida de los creyentes.

¿Qué lugar ocupa el Espíritu Santo en mi vida? ¿Le doy importancia en mi corazón para actualizar constantemente la nueva existencia de hijos de Dios? ¿Es el gran DESCONOCIDO para mi vida habitual? ¿Imploro su presencia divina para que sea mi Maestro Interior? ¿Pido el auxilio del Espíritu en todo momento pero sobre todo cuando tengo que discernir situaciones de mi vida y de la vida de los demás? ¿Lo invoco para orar como es debido?

2. El Espíritu Santo HABITA en ustedes

El texto de la Carta a los Romanos, que tenemos como alternativa de segunda lectura para el día de hoy, insiste en tres partes que el Espíritu HABITA en ustedes. El Espíritu que Jesús dona, regala a sus discípulos en el evangelio de Jn 20 que hoy también compartimos, realmente HABITA en nuestros corazones. Dios Espíritu Santo, desde adentro de nosotros mismos nos impulsa a madurar y crecer. El gran desafío será escuchar su voz, el susurro de su canto en nuestra misma interioridad. La gran apuesta consiste en que deje de ser un huésped ocasional para transformarse en un huésped permanente, miembro de la casa; más aún: dueño de casa, HABITANTE privilegiado y soberano de nuestro corazón. Por eso es muy bello el canto de una de las adaptaciones del texto de la Secuencia de Pentecostés que pide con insistencia: ¡Ven a HABITAR, ven a HABITAR, en nuestras almas, ven a HABITAR!

¿Qué implica para mí hoy recibir el Espíritu Santo que Jesús me regala? ¿Dejo que el Espíritu entre a HABITAR en mi alma? ¿Qué le impide al Espíritu de Dios HABITAR en mi corazón? ¿Busco escuchar la voz del Espíritu Santo que HABITA en mi interioridad?

3. El Espíritu Santo SUAVIZA nuestra dureza

La acción del Espíritu que habita en nuestros corazones es múltiple y siempre para la verdad y el bien. Me detengo ahora en uno de sus efectos, que también debe ser un ruego de nuestra parte: SUAVIZA nuestra dureza. Esto lo pedimos en la octava estrofa de la hermosa Secuencia de Pentecostés. Necesitamos que el Espíritu Santo realmente SUAVICE nuestra dureza. En un mundo excesivamente competitivo y agrietado en tantos frentes, el Espíritu de Dios sale a nuestro encuentro para SUAVIZAR nuestra dureza que se expresa muchas veces en impaciencia, intemperancia y rigidez. Dios Espíritu Santo nos SUAVIZA para que superemos nuestra falta de diálogo, respeto y comprensión de la realidad del otro. ¡Pidamos con humildad que venga a SUAVIZAR nuestra dureza!

¿Dejo que el Espíritu de Dios obre en mi vida todo el bien que pueda? ¿Dejo que entre a SUAVIZAR la dureza y rigidez de mi corazón? ¿Permito que los dones del Espíritu Santo me hagan crecer en diálogo y unidad con todos superando todo tipo de virulencia y grietas malsanas?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalo aquí: Domingo de Pentecostés Ciclo C 2022

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 14º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

DOMINGO 14º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

En el Domingo 14º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. Misión: ENVÍO y austeridad
2. Ovejas en medio de LOBOS
3. Mensajeros de la PAZ

DOMINGO 13º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

DOMINGO 13º DURANTE EL AÑO. CICLO C 2022

En el Domingo 13º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. VIOLENCIA que engendra VIOLENCIA
2. Mi SEGUIMIENTO de Cristo
3. La libertad de encaminarse DECIDIDAMENTE