Sínodo

29 Dic, 2022

TRES PUNTITOS DEL VIERNES 30 DE DICIEMBRE DE 2022 Y DOMINGO 1º DE ENERO DE 2023

El padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar a partir de los textos evangélicos de la Celebración de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, y de la Solemnidad de Santa María Madre de Dios.

Sagrada Familia de Jesús, María y José. Ciclo A. Viernes 30 de diciembre de 2022
Primera lectura: Eclo 3,3-7.14-17 | Salmo: Sal 127,1-5 | Segunda lectura: Col 3,12-21 | Evangelio: Mt 2,13-15.19-23

El Domingo siguiente a la celebración de la Navidad, la Liturgia de la Iglesia nos regala la Fiesta de la Sagrada Familia. Jesús no solo se hace carne, se hace ser humano sino que también asume todas las consecuencias de la encarnación, creciendo y madurando en el seno de una familia, la Sagrada Familia de Nazaret: Jesús, María y José.

A la luz de los textos bíblicos de este Ciclo A que estamos comenzando propongo tres puntos para nuestra meditación sintetizados en tres palabras: INTEMPERIE, GRACIAS, SOPÓRTENSE.

  1. La INTEMPERIE de la huida, la noche y el exilio
  2. “Vivan en la acción de GRACIAS” (Col 3,15)
  3. “SOPÓRTENSE los unos a los otros” (Col 3,13)
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. La INTEMPERIE de la huida, la noche y el exilio

El relato de Mateo que se nos ofrece en este día refleja con claridad la experiencia de INTEMPERIE que experimenta la Sagrada Familia. INTEMPERIE humana y social que se visualiza en la huida, en la noche y en la experiencia del exilio. Es bueno tomar contacto con estas dificultades para no caer en la tentación de alejar demasiado la vida de la Sagrada Familia con la realidad de nuestras familias. En la INTEMPERIE de la vida podemos sentir que la Sagrada Familia está mucho más cerca de cada una de nuestras familias. Tal vez, no sea puntualmente el exilio y la huida, pero la realidad de la noche muchas veces toca la vida de nuestras familias por diversos motivos. La INTEMPERIE del miedo, la soledad, la enfermedad, las divisiones, las faltas de posibilidades, el rencor, los desencuentros y tantas otras dificultades pueden golpear a la puerta de la vida de nuestras familias.

¿Cuáles son mis experiencias de INTEMPERIE hoy? ¿Qué situaciones de INTEMPERIE ha experimentado o experimenta mi familia? ¿Cuál ha sido mi actitud ante la INTEMPERIE por enfermedad, falta de trabajo, divisiones familiares…? ¿Dónde he experimentado que “la noche” ha tocado la vida de mi familia? ¿Qué situaciones de huida o exilio se pueden haber dado en mi experiencia familiar?

2. “Vivan en la acción de GRACIAS” (Col 3,15)

Ante la realidad de la intemperie tenemos la Carta a los Colosenses que nos invita a cultivar una serie de virtudes domésticas para el bien de cada familia. De las varias que aparecen me quedo aquí con una: “vivan en acción de GRACIAS”. Quisiera concentrarme en esta porque mira directamente a Dios. A Él le damos GRACIAS porque de Él nos vienen todos los bienes necesarios para llevar la vida adelante. Muchas veces la experiencia de intemperie nos cierra y nos vuelve negativos; en nuestras familias también debemos mirar lo mucho de bueno que hay y que Dios permite para darle GRACIAS a Él desde lo más profundo del corazón. Vivir en acción de GRACIAS es una actitud profundamente teologal y espiritual que debemos practicar en la vida familiar. ¡Cuánto cambiarían las vidas de nuestras familias si buscáramos constantemente practicar la acción de GRACIAS en la experiencia cotidiana!

¿Intento vivir en la acción de GRACIAS? ¿Soy AGRADECIDO al Señor? ¿Qué se podrá hacer en mi familia para acrecentar la acción de GRACIAS a Dios? ¿Qué GRACIAS particulares ha recibido y recibe mi familia de parte de Dios? ¿Las descubro… las valoro… las visualizo…? ¿Invito a otros hermanos a tener una mirada más positiva y cultivar constantemente la acción de GRACIAS a Dios?

3. “SOPÓRTENSE los unos a los otros” (Col 3,13)

La raíz SOPORTAR en el español rioplatense ha adquirido un sentido un poco peyorativo. SOPORTAR es signo de aguantar o tolerar con una cierta carga de sufrimiento e incluso un poco de desprecio. Expresiones como no te soporto conllevan un claro matiz de negatividad. Por eso, sería interesante, volver a la raíz etimológica de SOPORTAR. SOPORTAR significa “ser SOPORTES”, es decir ser lugar de apoyo, bastón para poder sostenerse en el camino. Así, en esta línea, el SOPÓRTENSE los unos a los otros de Colosenses, en el marco de la Fiesta de la Sagrada Familia, tiene un sentido muy distinto y altamente positivo. La Palabra nos invita en la familia a ser SOPORTES, lugar de apoyo y seguridad entre sus miembros. Así, el que es fuerte en un aspecto, puede SOPORTAR, “ser SOPORTE” de otro integrante que no lo es en ese ámbito. SOPORTAR es sostener, acompañar, ser firmeza para el hermano que flaquea y se puede caer en el camino. ¡Bendita sea la familia que entiende y puede vivir el “SOPÓRTENSE los unos a los otros”!

¿Qué me aporta la palabra SOPORTAR entendida en su raíz original? ¿Busco SOPORTAR a mis hermanos en la vida de familia? ¿De quién, de forma particular, he sido SOPORTE el último año de mi vida? ¿Quién o quiénes han sido en mi familia SOPORTE para poder sostenerme y seguir adelante?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Santa María Madre de Dios. Domingo 1º de enero de 2023
Primera lectura: Núm 6,22-27 | Salmo: Sal 66,2-3.5-6.8 | Segunda lectura: Gál 4,4-7 | Evangelio: Lc 2,16-21

El primer día del año civil (1º de enero) la Liturgia de Iglesia celebra a Santa María Madre de Dios. Esta fiesta está profundamente relacionada con el Misterio de la Navidad dado que la maternidad de María se hace efectiva cuando la Palabra se hace carne. El Concilio de Éfeso en el 431, confirma lo que ya creía y confesaba claramente el pueblo cristiano: María es Madre de Dios. En lengua griega, “Madre de Dios” se dice con una palabra un poco extraña pero que vale la pena recordar: theotokos. En sentido estricto, este Concilio no resuelve una cuestión mariológica sino cristológica. Para Nestorio, un hereje de aquellos tiempos, María era solo madre de la parte humana de Jesús, introduciendo así una división peligrosa en Cristo que haría que fueran “dos personas”. Ante este error la fe de la Iglesia proclama este dogma afirmando que Jesucristo posee dos naturalezas, la divina y la humana, no confundidas, sino unidas en la única Persona del Hijo de Dios (CCE 481).

El texto evangélico de hoy es la segunda parte del episodio del Nacimiento de Jesús según lo relata Lucas. Es la continuación del que escuchamos en Navidad. A la luz de este texto y en el marco de la Jornada Mundial de la Paz que celebramos todos los años este día, propongo tres puntos para meditar y orar sintetizados en tres palabras: MARÍA, PASTORES, PAZ.

  1. Con MARÍA contemplar el misterio de Dios en la vida
  2. Con los PASTORES de Belén alabar y glorificar a Dios
  3. Con la bendición de Dios estar juntos construyendo el nosotros de la PAZ
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. Con MARÍA contemplar el misterio de Dios en la vida

En medio de los acontecimientos del Nacimiento, la Palabra nos dice que la Virgen MARÍA “conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón”. Los dos verbos griegos que están en juego son syneterein (“conservar”) y symballein (“meditar”). Ambos se pueden traducir de varias formas posibles. El primer verbo podría ser “guardar”, “intentar comprender”, “buscar el sentido exacto”, “mirar con profundidad”. El segundo podría traducirse como “calcular”, “evaluar”, “interpretar”, “rumiar”, “deducir”. Todas estas acepciones implican un esfuerzo humano, en el corazón de MARÍA, pero claramente abierto al misterio de Dios. Por eso, tal vez, la palabra y el verbo que más sintetiza la actitud de MARÍA sea “contemplar”. Ella contempla todo lo que acontece desde su corazón humano pero puesto ante el misterio de Dios que todo los sobrepasa y a todo le da sentido. Eso es ser “contemplativo”. Con MARÍA elijamos comenzar el año con una actitud profundamente contemplativa ante lo bueno, regular o malo que nos ocurra hoy o lo que vaya aconteciendo a lo largo del tiempo. Ser profundamente contemplativos implica superar distintas actitudes negativas en el camino de nuestra vida: la desesperación, la improvisación y la superficialidad.

¿Cómo miro la realidad del mundo y de la historia? ¿Cómo afronto las circunstancias de mi vida? ¿Soy contemplativo como MARÍA? ¿Busco ser “contemplativo en la acción” en medio de las coyunturas de mi existencia? ¿Qué implica para mí hoy ser contemplativo? En este momento: ¿Qué cosas deberé “conservar y meditar en mi corazón” como MARÍA? ¿Cómo puedo comenzar el año para superar toda desesperación, improvisación y superficialidad?

2. Con los PASTORES alabar y glorificar a Dios

También los PASTORES de Belén como María “contemplan” todo lo que ha acontecido. Una vez que terminan, nos dice el texto que regresan a sus actividades habituales “alabando y glorificando a Dios”. ¡Qué hermosa actitud para imitar en medio de las vicisitudes buenas y malas de nuestra vida cotidiana! Ante lo positivo y también, y sobre todo, ante lo complejo que pueda aparecer, tener la capacidad de levantar la mirada y en vez de cerrarnos, ofuscarnos y enojarnos alabar y glorificar al Señor. Con los PASTORES, cómo los PASTORES de Belén comencemos el año alabando y glorificando a Dios.

¿Cómo reacciono ante las dificultades cotidianas de la vida? ¿Qué es lo primero que brota de mi corazón: enojo, “bronca”, cerrazón…? ¿Qué puedo hacer para tener la actitud de los PASTORES de Belén? ¿Cómo puedo lograr alabar y glorificar a Dios en toda circunstancia? Mirando a Dios: ¿Cómo puedo lograr ser más optimista en medio de las contradicciones de la vida?

3. Con la bendición de Dios estar juntos construyendo el nosotros de la PAZ

En el marco del inicio del año civil la liturgia actualiza y nos recuerda la bendición de Dios sobre todo a partir de la primera lectura y el salmo. También, como se realiza desde hace más de 50 años, el Papa nos regala en este día el Mensaje de la Jornada Mundial de la PAZ. Aquí, elijo solo detenerme en dos breves textos del Papa Francisco en el Mensaje de la PAZ para el inicio de este año 2023 que sintetizo en dos palabras: juntos y nosotros. Este es el primer extracto de texto de Francisco: De esta experiencia ha surgido una conciencia más fuerte que invita a todos, pueblos y naciones, a volver a poner la palabra “juntos” en el centro. En efecto, es juntos, en la fraternidad y la solidaridad, que podemos construir la PAZ, garantizar la justicia y superar los acontecimientos más dolorosos (nº 3). El segundo texto del Santo Padre: …debemos concebirnos a la luz del bien común, con un sentido comunitario, es decir, como un “nosotros” abierto a la fraternidad universal (nº 5). Las reflexiones del Papa son todo un programa de vida para comenzar el año en PAZ, bendecidos por Dios estando juntos y construyendo el nosotros.

¿Me descubro como “bendecido” de Dios en todo momento? ¿Capto que el Señor hoy y siempre me bendice a mí, a mi familia y amigos? En mi vida cotidiana: ¿Busco realmente “la no violencia”? En mis palabras, en mis gestos, en mis actitudes: ¿Reflejo que realmente me alejo de toda forma de violencia? ¿Busco ser darle sentido a la palabra “juntos” para ser un artesano de la PAZ? ¿De qué forma puntual y concreta? ¿Qué puedo hacer en mi familia y mi ambiente para que todos seamos un verdadero “nosotros” instrumentos de la PAZ de Dios? ¿Cómo estimular la creatividad y la originalidad para que todos seamos constructores de una verdadera cultura del encuentro que supere toda forma de violencia?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalos aquí: Sagrada Familia de Jesús, María y José Ciclo A 2022 | Santa María Madre de Dios 2023

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 4º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 4º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 4º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. La felicidad es muy FRÁGIL
2. ¡La felicidad es posible en DIOS!
3. EDUCARNOS sostenidamente para la felicidad

DOMINGO 3º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 3º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 3º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. VOCACIÓN: Dios llama siempre a su seguimiento
2. REDES: el lugar de la llamada
3. INMEDIATAMENTE: el tiempo de la respuesta

DOMINGO 2º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 2º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 2º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. ¿Quién es nuestro Salvador? La IDENTIDAD de Jesús
2. Invertir tiempo y energías para VER a Jesús
3. Cumplir la voluntad de Dios: aquí ESTOY