Sínodo

5 Ene, 2023

TRES PUNTITOS DEL VIERNES 6 DE ENERO DE 2023 Y DOMINGO 8 DE ENERO DE 2023

El padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar a partir de los textos evangélicos de la Celebración de la Epifanía del Señor y de la Fiesta del Bautismo del Señor.

Fiesta de la Epifanía del Señor. Viernes 6 de enero de 2023
Primera lectura: Is 60,1-6 | Salmo: Sal 71,1-2.7-8.10-13 | Segunda lectura: Ef 3,2-6 | Evangelio: Mt 2,1-12

Celebramos hoy la bellísima fiesta de la Epifanía del Señor. Popularmente ha quedado más asociada a la celebración de los magos y conectada con los regalos que estos traen. Sin embargo, el sentido es mucho más rico, profundo y variado. La palabra epifanía tiene su etimología en la lengua griega y significa manifestación. Todo el tiempo de Navidad es tiempo de manifestación del Salvador que ha nacido. Pero el 6 de enero, en la liturgia católica, celebramos de manera particular la manifestación del Salvador no solo al Pueblo de la Primera Alianza sino también a todos los Pueblos del mundo, a los paganos, a los gentiles. Estos no estaban entroncados en la tradición de fe del Primer Testamento y aquí quedan representados en estos magos que vienen de Oriente.

Son muchos los puntos para meditar y reflexionar. Se podrían tomar varias direcciones diferentes complementarias entre sí. En esta oportunidad, pongo en el centro la realidad y el signo de la estrella que interpela y guía a los magos. La estrella no es el Rey Mesías, no es el Salvador del mundo. La estrella es señal de su presencia. Desde la luminosidad de la estrella propongo tres puntos y los sintetizo en tres frases con dos verbos cada una: CAMINAR-BUSCAR; ENCONTRAR-ADORAR, MANIFESTAR-AGRADECER.

  1. CAMINAR y BUSCAR la estrella
  2. ENCONTRAR y ADORAR al Niño que señala la estrella
  3. MANIFESTAR y AGRADECER la estrella
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. CAMINAR y BUSCAR la estrella

Los magos se sienten interpelados por la estrella y se ponen en CAMINO para BUSCARLA. No se quedan ni quietos ni paralizados. Asumen el desafío de salir, CAMINAR y BUSCAR esa luz que mucho promete. En este tiempo de Navidad, en este comienzo de año esta debería ser también nuestra actitud: CAMINAR y BUSCAR la estrella. Es decir, salir de nosotros mismos y dejarnos interpelar por los signos de la presencia de Dios en nuestra vida. El Señor constantemente nos está regalando infinidad de signos de su presencia. No siempre logramos estar atentos y comprometidos en un CAMINO de BÚSQUEDA. Al celebrar la Epifanía del Señor, el desafío que se abre ante nuestra vida es movernos, desinstalarnos, correr, ENCAMINARNOS en la BÚSQUEDA decidida de su presencia en nuestra vida y en la historia. No nos paralicemos nunca, estemos siempre ENCAMINADOS y en espíritu de BÚSQUEDA en los entretelones de nuestra historia. ¡Seamos hombres y mujeres del CAMINO y de la BÚSQUEDA constante de la presencia de Dios!

¿Asumo que soy hombre-mujer en CAMINO? ¿Busco CAMINAR mi vida y mi historia particular y concreta? ¿Soy un verdadero CAMINANTE? ¿Tengo espíritu de BÚSQUEDA o tiendo a quedarme cómodo e instalado? ¿BUSCO la presencia de Dios en los ribetes de la historia cotidiana? ¿BUSCO los signos más elocuentes de la presencia salvadora del Señor?

2. ENCONTRAR y ADORAR al Niño que señala la estrella

Los magos se llenan de alegría cuando la estrella se detiene dónde está el Niño. Han ENCONTRADO lo que la estrella señalaba. La estrella no tiene valor en sí misma sino en referencia al Niño Dios cuya presencia señala y los magos lo han ENCONTRADO. Lo primero que surge en su deseo y luego en su realización es ADORARLO: “postrándose, le rindieron homenaje”. También nosotros debemos sentirnos honrados por haber ENCONTRADO al Niño en esta Navidad, disfrutemos de esta presencia, tomemos gracia de este bendito ENCUENTRO. Como los magos venidos de oriente asumamos la actitud de ADORACIÓN ante quién es nuestro Dios y Señor. Que nuestra espiritualidad quede marcada por la ADORACIÓN. La presencia sacramental del Señor en la celebración de la Misa, en el Sagrario y en la custodia con su Cuerpo nos invita a la ADORACIÓN sostenida como elemento esencial de nuestro camino espiritual. ¡Seamos siempre hombres y mujeres del ENCUENTRO y de la ADORACIÓN!

¿He ENCONTRADO al Señor en esta Navidad? O mejor dicho: ¿me he dejado ENCONTRAR por Él que sale a mi ENCUENTRO? ¿Cómo he reaccionado ante este bendito ENCUENTRO? ¿Me siento invitado a ADORAR al Niño de Belén? ¿Cómo es mi vida habitual de ADORACIÓN sacramental? ¿Busco crecer en espiritualidad de ADORACIÓN eucarística?

3. MANIFESTAR y AGRADECER la estrella

La fiesta de la Epifanía, de la MANIFESTACIÓN de Dios a los pueblos más alejados del camino de la fe nos compromete profundamente en nuestra acción misionera. El verbo MANIFESTAR debe ser conjugado cotidianamente al transmitir a nuestros hermanos la belleza de la vida de fe. Ante un mundo neo-pagano debemos ser creativos en la MANIFESTACIÓN del misterio de Dios. Incluso con los más alejados o con los aparentemente más cerrados a la verdad del Evangelio. Nunca dejemos de MANIFESTAR la presencia del Salvador. En este contexto también podemos AGRADECER por el servicio misionero y catequístico de los que nos instruyeron en la fe. Esas personas y comunidades han sido y son estrella para nosotros. AGRADEZCAMOS el compromiso de ellos y sigamos asumiendo nuestra misión de ser estrella para MANIFESTAR a todos los seres humanos la alegría del Evangelio. ¡Seamos siempre hombres y mujeres de la MANIFESTACIÓN de Dios y la ACCIÓN DE GRACIAS por su presencia!

¿MANIFIESTO la alegría de la salvación? ¿Soy misionero en la vida cotidiana? ¿Busco MANIFESTAR la presencia de nuestro Dios a quiénes no lo conocen o están alejados de sus caminos? ¿AGRADEZCO haber recibido el don de la fe? ¿DOY GRACIAS por las “estrellas” que Dios ha puesto en mi vida para que me ayuden en el crecimiento de mi vida discipular?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Bautismo del Señor. Domingo 8 de enero de 2023
Primera lectura: Is 42,1-4.6-7 | Salmo: Sal 28,1a.2-3ac.4.3b.4.9c-10 | Segunda lectura: Hch 10,34-38 | Evangelio: Mt 3,13-17

El tiempo de Navidad se concluye con la celebración del Bautismo del Señor. El relato evangélico no habla en primer lugar del Sacramento del Bautismo, sino de la manifestación, de la revelación de Dios al mundo. Es una teofanía, donde por la acción del Espíritu Santo la voz del Padre da conocer a su Hijo muy querido en el contexto de un ritual de purificación que realiza Juan Bautista en el río Jordán. En este misterio de la vida de Jesús se da místicamente, el increíble paso del bautismo de simple purificación simbólica al Santo Sacramento del Bautismo. Las aguas no purifican a Jesús sino que las aguas quedan santificadas en el contacto con el Salvador para que podamos ser regenerados y transformados en nuevas creaturas.

Dentro de las múltiples opciones que tenemos para reflexionar sobre este gran misterio propongo detenernos en tres puntos sintetizados en tres palabras: TRINIDAD, ACEPCIÓN, APAGARÁ.

  1. Bautizados en nombre de la Santísima TRINIDAD
  2. “Dios no hace ACEPCIÓN de personas” (Hch 10,34)
  3. “No APAGARÁ la mecha que arde débilmente” (Is 42,3)
bannerTRESPUNTITOS-MESTRE
  1. Bautizados en nombre de la Santísima TRINIDAD

El Evangelio de hoy es manifestación de la Santísima TRINIDAD. La presencia del Hijo, la voz del Padre y el descenso del Espíritu Santo son una fuerte evocación de la presencia del Dios Uno y TRINO que hemos recibido como sello el día del Sacramento del Bautismo. Por eso hoy, es una bella oportunidad para tener memoria agradecida por el Bautismo TRINITARIO que hemos recibido. Gracias a la fe de nuestros padres y abuelos, en nuestra vida, se abrió el universo de la fe y la vida sacramental a través del Bautismo TRINITARIO que nos regalaron más o menos años atrás. Memoria agradecida que nos debe comprometer en el presente para ser testigos, anunciadores y catequistas de la importancia y la centralidad del Bautismo para la vida de los recién nacidos o de los adultos que no lo hayan recibido. Con respeto y delicadeza, sin imposición de ningún tipo, debemos ser instrumentos del mismo Dios Uno y TRINO, recordando a las personas y familias el gozo y la alegría de ser sellados por el Sacramento del Bautismo.

¿Tengo memoria agradecida del Bautismo TRINITARIO que he recibido? ¿Busco actualizar la presencia de la TRINIDAD en mi corazón a través de la vida de oración y los Sacramentos? ¿Agradezco a las personas que fueron instrumentos de Dios para que recibiera el Bautismo? ¿Recuerdo y celebro el día en que fui bautizado? En un mundo fuertemente secularizado y cada vez más descristianizado: ¿Busco ser de forma respetuosa anunciador y catequista de la centralidad del Bautismo TRINITARIO?

2. Dios no hace ACEPCIÓN de personas” (Hch 10,34)

La segunda lectura de hoy nos relata una parte de la reflexión de Pedro previo al bautismo de los primeros paganos. Es claro el camino de conversión pastoral que hace Pedro para no hacer ACEPCIÓN de personas. Ha descubierto que no debe considerar ni impuro ni manchado a ningún ser humano (cf. Hch 10,28) y por eso la gracia del Bautismo es para todos sin distinción ni ACEPCIÓN de ningún tipo. En la Iglesia debemos seguir madurando en esta conversión pastoral que nos pide el Papa Francisco para estar abiertos a todos sin excluir a nadie. No haciendo ACEPCIÓN de personas a nadie que quiera ingresar al universo de la vida sacramental a través del Bautismo. Todos somos pecadores y en cuanto pecadores hemos recibido las aguas de la salvación. Con nosotros no se hizo ACEPCIÓN de personas. No hay argumento para no dejar hacer el camino posible que cada uno pueda hacer. Nuestras comunidades deben aprender a recibir la vida herida tal cual viene y ofrecer el Bautismo y toda la vida sacramental sin realizar ACEPCIÓN de personas.

¿Qué implica para mí hoy la frase de la Palabra “Dios no hace ACEPCIÓN de personas”? En alguna circunstancia: ¿Hago ACEPCIÓN de personas? ¿Qué se puede hacer en la comunidad en donde vivo la fe para superar toda tentación de hacer ACEPCIÓN de personas? ¿Estamos realizando una verdadera conversión pastoral en la línea de lo que nos recuerda constantemente el Papa Francisco para ser una Iglesia abierta, en salida y totalmente inclusiva?

3. “No APAGARÁ la mecha que arde débilmente” (Is 42,3)

La metáfora de Isaías es más que elocuente al describir al futuro Servidor del Señor, como aquél que “no APAGARÁ la mecha que arde débilmente ni romperá la caña quebrada”. Esta metáfora se aplica al Mesías, al Señor Jesús, a Cristo. Así es su misión y su servicio en favor de la humanidad. Por el Bautismo somos otros cristos en la tierra, por eso la metáfora es también para nosotros. La gracia bautismal nos hace seres humanos pacíficos y pacificadores. Nos da las fuerzas necesarias para que, en las coyunturas de la historia cotidiana, seamos capaces de rescatar todo pequeño rescoldo de vida buscando “no APAGAR la mecha que arde débilmente”. Como bautizados no estamos llamados a condenar sino a continuar con la misión del Siervo Jesús: ser instrumentos de paz no APAGANDO la mecha ni rompiendo la caña quebrada. Con la gracia bautismal debemos renovar nuestros vínculos a través del cuidado y respeto de todos y cada uno. En la fragilidad de la vida nunca APAGAR la mecha que arde débilmente.

¿En qué circunstancias Dios me estará pidiendo de forma particular que no APAGUE la mecha que arde débilmente? ¿En qué situaciones endebles de la vida deberé aportar paciencia y serenidad? ¿Dónde deberé ser particularmente respetuoso y superar la tentación de cualquier tipo de condena? ¿Busco ser instrumento de paz y pacificador?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina

Descargalos aquí: Epifanía del Señor 2023 | Domingo Bautismo del Señor Ciclo A 2023

noche de la caridad MDP

Publicaciones relacionadas

DOMINGO 4º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 4º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 4º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. La felicidad es muy FRÁGIL
2. ¡La felicidad es posible en DIOS!
3. EDUCARNOS sostenidamente para la felicidad

DOMINGO 3º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 3º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 3º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. VOCACIÓN: Dios llama siempre a su seguimiento
2. REDES: el lugar de la llamada
3. INMEDIATAMENTE: el tiempo de la respuesta

DOMINGO 2º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

DOMINGO 2º DURANTE EL AÑO. CICLO A 2023

En el Domingo 2º durante el año, el padre Obispo Gabriel nos ofrece tres puntos para reflexionar:
1. ¿Quién es nuestro Salvador? La IDENTIDAD de Jesús
2. Invertir tiempo y energías para VER a Jesús
3. Cumplir la voluntad de Dios: aquí ESTOY